De chico me encantaba construir, armar y desarmar mis propios juguetes. Inventarlos con lo que tuviera a mano y transformarlos me daba un enorme placer. Con el tiempo desarrollé cierta habilidad y un profundo amor por el trabajo manual. Pasaron los años y luego de recorrer un camino como diseñador, me reencontré con esta pasión, muy posiblemente aflorada por mi pequeña hija.
Creo que así nació ANIMADEROS.
• Me recibí de Diseñador Gráfico en la Universidad de Buenos Aires (FADU-UBA).
• Ejercí como docente en la matería Morfología en la misma universidad.
• Estudié fotografía durante algunos años.
• Trabajé en producción gráfica en Buenos Aires y en el exterior.
• Socio fundador de WeikUp! Estudio de Diseño.
   
   
Un proyecto motivado además
por el amor a los animales en general
y a mi perro en particular,
el respeto por la naturaleza,
el cuidado del medio ambiente
y el deseo de hacer un mundo mejor.